Cómo homenajear a tu ser querido.

Mientras que para algunas personas rendirle homenaje a un ser querido fallecido es un evento de una sola vez, para otros se trata de crear una tradición que los hace sentir mejor. A continuación te contamos algunas ideas que podés aplicar en un pequeño espacio de tu casa:

1. Realizá una biografía de tu ser querido.
En vez de los aburridos álbumes de fotos, te sugerimos realizar una biografía visual con fotos de los momentos más importantes de la vida de esta persona. Podés incluir fotos de su ciudad natal y expresar el significado especial que tenía para él o ella este lugar. También podés crear una caja de recuerdos que contenga imágenes u objetos que puedas ver cuando lo desees. En este caso, es importante que le pidas a otros miembros de tu familia que aporten fotos con esa persona, o bien que los niños hagan dibujos recordando bellos momentos que hayan pasado con él o ella.

2. Escribe un “libro de recuerdos”.
Pedile a los amigos y familiares de tu ser querido que escriban una anécdota que hayan vivido con él o ella y que junto a ello envíen una foto donde se encuentren ambos. Con este material podés crear un libro donde quede plasmado diversas experiencias que ha vivido en su vida.

3. Usá su canción favorita.
Toma la canción preferida del ser querido fallecido y realiza un cuadro con su letra o bien con la frase que más te guste de esta canción. Este cuadro puedes colocarlo en tu oficina, comedor o living.

4. Fotografiá un espacio.
Puedes fotografiar una oficina, jardín u otro lugar donde la persona fallecida pasaba largas horas. Luego amplía esta imagen y colocala como cuadro en tu hogar.

5. Celebrá su cumpleaños.
Haz de su cumpleaños un motivo para juntarte con la familia y amigos íntimos. Esta es una forma de mantener vivo el recuerdo de este ser querido. Pedile a los niños de la familia que pinten una tarjeta a mano en honor al difunto y colocala junto a un porta-retrato (o varios) con su fotografía en un lugar especial de la casa.

Estas son algunas ideas que podés emplear para recordar a esa persona tan querida que ya no está presente físicamente. Recordá que no todos atravesamos el duelo de la misma manera por lo que podés elegir cuál de estos recursos resulta más adecuado a tus deseos e intereses. tené en cuenta que esta labor te ayudará muchísimo en este proceso.