Terapias alternativas para combatir el estrés del duelo.

La pérdida de un ser querido puede fácilmente poner fin a la estabilidad emocional, familiar y económica y derrumbar la confianza y la seguridad en nosotros mismos. Ya nada será igual… Es así que te preguntas: ¿Cómo afrontaré las obligaciones de la casa yo solo/a? ¿Quién cuidará de mi madre ahora que ha quedado viuda? ¿Cómo continuará mi vida sin él o ella?

El estrés que genera esta ausencia te enfrenta a un camino plagado de retos en la nuestra vida cotidiana en los que nuestra mente, cuerpo y espíritu parecen estar absolutamente avocados a tratar de comprender esta dolorosa pérdida. Sin embargo, este estrés no pasará desapercibido por nuestro cuerpo que podría sufrir las consecuencias de este agotamiento a través de trastornos del sueño y/o la alimentación, afecciones cardíacas, presión arterial, debilitamiento del sistema inmune, bajos niveles de concentración, etc.

Por lo tanto, con el estrés y la ansiedad en aumento, cada vez más dolientes encuentran en las terapias naturales o alternativas un espacio complementario en donde aliviar este agotamiento sin utilizar métodos invasivos. En este artículo te contaremos qué son las terapias alternativas y cuáles son sus beneficios en el proceso de duelo para que descubras la terapia que se ajusta mejor a tu personalidad y estilo de vida.

 

¿QUÉ SON LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS O NATURALES?

    Las terapias naturales ofrecen un tratamiento alternativo del estrés respecto al brindado por la medicina tradicional.

    ¿Te sientes físicamente agotado? ¿Crees que tu cabeza estallará en cualquier momento? La medicina alternativa se encuentra enfocada en el vínculo que existe entre la salud del cuerpo y de la mente teniendo, en su gran mayoría, un principio básico bajo el cual se alinearán sus otros pensamientos: la búsqueda del equilibrio del cuerpo y mente para así ayudar a mejorar la salud del paciente, pero ¿en qué consiste este principio?

    A diferencia de la medicina convencional, las terapias naturales creen que los problemas de origen emocional pueden traer consecuencias en el cuerpo haciendo que se manifiesten a través de algún tipo de enfermedad. De esta manera, la acupuntura, la homeopatía o el reiki tienen como objetivo tratar a la persona en su totalidad (emocional, mental y físicamente) sin centrarse sólo en los síntomas de la patología. Sin embargo, esto no significa que ambos tipos de medicinas no puedan trabajar juntas.